“Por la compra de nuestro producto te regalamos…” “Llévate nuestro producto ahora y te regalamos…” “Te regalamos… al comprar un…”

Seguro que estáis familiarizados con estas frases y que más de una vez os habéis beneficiado de alguna de ellas. Además, a veces, en vuestra empresa llevaréis a cabo estas acciones de marketing que, en muchos casos, no entregan un regalo directo en tienda, si no que se gestiona realizando un registro de clientes y su posterior envío del regalo promocional.  En el caso de que esto sea así, las siguientes preguntas que plantemos son: ¿Estamos ofreciendo a nuestros clientes el mejor servicio? ¿Gestionamos  estas acciones de la mejor forma?

Como es habitual, se suele contar con un proveedor que se encarga de la gestión de entrega de los regalos promocionales, que lleva implícito, al menos, las siguientes acciones:

  • Recepción y almacenaje de la mercancía
  • Preparación y manipulado de la mercancía para su envío
  • Transporte de la mercancía
  • Control de stock

Pero, podemos y debemos plantearnos si estamos disfrutando de todas las acciones de valor añadido que hoy en día nos ofrece el mercado para la gestión de estos servicios, con el fin de ofrecer una experiencia satisfactoria a nuestros clientes y de optimizar los recursos dedicados a estas acciones.

  • Informar al cliente en tiempo real del estado de su regalo
  • Ofrecer la posibilidad de recoger el regalo en puntos diferentes al domicilio
  • Reducir los plazos de entrega del regalo
  • Gestionar las incidencias surgidas en menor tiempo
  • Cuidar la imagen de marca hasta la última milla
  • Posibilidad de personalizar los embalajes
  • Contar con reportes de actividad en tiempo real que nos permita tomar decisiones
  • Acciones para evitar duplicados y posibles fraudes

¿Qué otros puntos valoras de tu proveedor de gestión de envíos de regalos promocionales?